Fundación Thomas Merle

DOS ESPECIES NUEVAS SON REGISTRADAS EN LA SERRANIA DE LA CERBATANA POR LA FUNDACIÓN THOMAS MERLE

Dentro del marco del proyecto “Conservación de los bosques y de la diversidad biológica”, que realiza la Fundación Thomas Merle, en la serranía de La Cerbatana, se lleva un registro detallado del número y tipo de plantas frutales y forestales que han ido naciendo por siembra o reproducción espontanea, en el transcurso de la ejecución de dicho proyecto. Durante la última visita hecha por el ingeniero forestal Luis Rodríguez a las comunidades de la hoyada y Canaima, se observó algo interesante a considerar, es la ubicación de 2 nuevas especies que no habían sido registradas en el inventario forestal inicial, sumando así en este año 2016, 3 nuevas especies encontradas.

foto 1

La primera de las plantas es el Guatamare, la cual no había sido registrada hasta ahora en la serranía de La Cerbatana. De igual manera hay una segunda especie observada que se denomina Maporite, y de la cual tampoco se había tenido registro alguno, en La Cerbatana ni en todo el estado Sucre. Pocas son las personas que conocen este tipo de árboles o plantas. Si bien el Cereipo o Guatamare (Myrospermum frutescens), es uno de los árboles emblemáticos de Venezuela, específicamente es típico del estado Anzoátegui. Es un árbol de América Tropical continental distribuido desde México hasta Colombia, Venezuela y Trinidad. En Venezuela es frecuente en las cálidas zonas de la costa y en los bosques tipo seco de Los Llanos. Este Árbol adquiere mayores dimensiones en la región nororiental del país, particularmente en los estados Anzoátegui y Sucre, en altitudes mayores a 800 msnm. Sin embargo no se había registrado hasta ahora en la serranía La Cerbatana, específicamente en una de las comunidades cercanas a ella, la comunidad de la Hoyada.

foto 2

En todos los lugares el Guatamare contribuye a embellecer el ambiente, lo modifica y beneficia. Al reducir la incidencia de radiaciones solares, aminora las altas temperaturas. Así también se le atribuyen altos beneficios en la cura del asma, gripe y afecciones respiratorias en general. En el mismo orden de ideas la otra planta registrada es el Mapurite, perteneciente a la familia de los mamones (Sapindaceae). Es una especie del género Melicoccus sp, del cual no hay ningún tipo de reporte del Estado Sucre.

“Parte de la recuperación del bosque inicia en conocer y sistematizar los aspectos relacionados con la riqueza en biodiversidad que tiene esta zona. En estas áreas hay pocos registros investigativos en cuanto al aspecto botánico, por ello la importancia de establecer condiciones para realizar dentro del marco del proyecto, los inventarios forestales necesarios que aporten una información científica, valiosa y oportuna para promover y fomentar la conservación de los bosques en la localidad. Estas acciones han permitido el registro de las 3 nuevas especies mencionadas, lo que denota la riqueza y diversidad de flora que hay en esta zona boscosa”. Esta fueron palabras del Ingeniero forestal Luis Rodríguez, encargado de la reforestación de las hectáreas en recuperación de La Serranía de La Cerbatana por parte de la Fundación Thomas Merle.

luis rodriguez

En lo que va de año 2016 se han registrado un total de tres plantas nuevas, sin embargo no se pierde la motivación de encontrar nuevas especies en esta gran zona boscosa del estado Sucre.

foto 4

foto 4 (2)