Fundación Thomas Merle

22 de abril: celebremos el Día Mundial de la Tierra

22-de-abril-dia-mundial-de-la-tierra-Mi-Tierra1

Cada año, el 22 de abril, en muchos países del mundo se celebra con marcado entusiasmo el Día de la Tierra. Es un día consagrado a la toma de conciencia sobre temas  relevantes como por ejemplo la conservación de la biodiversidad, la superpoblación, la contaminación ambiental y otros tópicos que han venido convirtiéndose en materia de interés para individualidades y organizaciones preocupados por la preservación del medio ambiente en nuestro cada vez más maltratado planeta Tierra.

 

Surge de la iniciativa de un político norteamericano de nombre Gaylord  Nelson (4 de junio de 19163 de julio de 2005) y es un día en el cual se le rinde homenaje al planeta. Es una oportunidad para reconocerle que es nuestro hogar, nuestra madre, acorde a lo expresado por distintas culturas a lo largo de la existencia humana.

El senador Nelson organizó la primera manifestación masiva el 22 de abril de 1970, día que coincidía con el natalicio de un destacado conservacionista de nombre John Muir, y en ella participaron alrededor de dos mil universidades, diez mil escuelas (primarias y secundarias) y centenares de comunidades. Se estima que unos veinte millones de personas participaron en las marchas, conferencias y foros que se celebraron ese día a lo largo y ancho de ese país. Fue tal el éxito de la convocatoria que el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y aprobó  leyes destinadas a la protección del medio ambiente.

Se puede decir que uno de los eventos que preparó el terreno, (aparte de las iniciativas que en ese particular venía efectuando el senador Nelson),  para la celebración de un día dedicado al planeta ocurrió en 1968, cuando Morton Hilbert y el U.S. Public Health Service (Servicio de Salud Pública de E.E.U.U.), organizaron el Simposio de Ecología Humana con la finalidad de que en esta gran conferencia medioambiental los estudiantes tuviesen la oportunidad de escuchar las exposiciones de connotados científicos explicando los efectos en la salud humana por causa de la contaminación ambiental. Hasta el inicio de esos movimientos de alerta la gente no percibía que pudiese causar irreparables daños al medio ambiente, viviendo, como estaba, en una aparentemente extensión de tierra sin límite y con abundante agua.

En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente, evento denominado La Cumbre de la Tierra de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales.

En el año 1975, un grupo de científicos y ecologistas reunidos en Belgrado, Yugoslavia, firmaron un  documento denominado  “Carta de Belgrado” en el cual se  afirma que “la meta de la educación ambiental es hacer que la población mundial se preocupe por el medio ambiente y tenga el conocimiento y la dedicación que la capacite para buscar soluciones a los problemas actuales y prevenir problemas nuevos.”

 

En 1991 varias organizaciones, entre ellas el  Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se unieron a la conmemoración de este día, con el fin de impulsar estrategias que permitiesen el cuidado del planeta tierra, estableciendo una estrategia global que llevó por nombre “Cuidando el Planeta Tierra”, en la cual se  establecieron los principios de sostenibilidad para el cuidado ambiental.

 

En Venezuela, distintas organizaciones públicas y privadas llevarán a efecto actividades relacionadas a la conmemoración de esta importante fecha en universidades, escuelas y comunidades, con la tradicional costumbre de siembra de árboles, charlas, exposiciones, difusión de videos documentales, etc.

 

En nuestro ámbito local la Fundación Thomas Merle, Organización No Gubernamental sin fines de lucro, creada en el año 1993 y con sede en Carúpano, desde su creación y siendo esta su razón de ser, ha venido trabajando arduamente en materia de conservación ambiental llevando a cabo varios proyectos que buscan la interrelación armónica del ciudadano con la naturaleza, en concordancia con una visión de desarrollo sustentable para la región de Paria”.

 

De esta manera, la Fundación Thomas Merle culminó exitosamente el proyecto “Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable en la Península de Paria,” con el apoyo de la Unión Europea, y en la actualidad se encuentra en la fase de ejecución del proyecto “Conservación del bosque, la biodiversidad y el mejoramiento de las condiciones de vida de comunidades adyacentes a la Serranía La Cerbatana,” entre cuyos objetivos se encuentra, “promover la participación ciudadana a fin de que la población atendida asuma el rol protagónico que le corresponde en el mejoramiento de sus condiciones de vida, coadyuvando a su desarrollo integral; a su interrelación armónica con la naturaleza…”

ARBOLES FRUTALES SEMBRADOS EN EL HERBAZAL DE CANAIMA COSECHA DE CACAO Educación ambiental 2 Educación ambiental Escuela Bolivariana de Tunapuicito. Municipio Benítez

PENTAX DIGITAL CAMERA

PENTAX DIGITAL CAMERA

Vivero Comunidad de Canaima